Alquilar una antigua vivienda para empresas o servicios profesionales es una alternativa interesante a considerar, pero antes de hacerlo

hay que evaluar bien su potencial y tener en cuenta que sufren un deterioro más pronunciado.

Felipe Álamos U. Las casas en arriendo para oficinas son un bien cada día más escaso en la capital y les ha entrado dura competencia.

Pero todavía tienen un mercado interesante.

 

"Hoy las casas tienen 4 usos: habitacional, oficinas, oficinas para servicios profesionales y, eventualmente, para comercio. Respecto a

las casas-oficinas, estas son más atractivas para los 'servicios profesionales' que para las empresas, por su menor costo de

arrendamiento. En todo caso, con la entrada de nuevos edificios de oficinas, han ido desapareciendo las casas para usos de oficinas,

ya que estos edificios se construyen en las mismas ubicaciones del uso permitido por las respectivas direcciones de Obras Municipales",

explica Jaime Sarrà, director general de NAI Sarrà.

¿Dónde están las fortalezas de este tipo de propiedades en un mercado cada vez más competitivo?

 

"Las ventajas son el menor costo de arriendo por metro cuadrado - que puede llegar hasta 40% menos, según la ubicación-, la imagen

corporativa y el ahorro en el pago de los gastos comunes", afirma Jaime Sarrà.

 

Lo bueno y lo malo

 

Pero aclara que también tienen algunos bemoles que les hacen perder mercado: "Las desventajas son la seguridad, la poca

adaptabilidad para habilitar los espacios de trabajo y la gran pérdida de espacios en usos que una oficina no necesita (tinas en los baños,

cocinas grandes, baños desproporcionados, muchos muros divisorios, etc.)".

 

¿Cuál es el público objetivo de estas propiedades?

 

Señala Jaime Sarrà que el arriendo de casas para oficinas es más atractivo para los profesionales que se inician en una actividad

laboral y que deben cuidar muy bien sus costos iniciales de operaciones".

 

En ese sentido, Norbert Lui, gerente de Fuenzalida Propiedades Los Leones, explica que la demanda es bastante trasversal: desde

empresas grandes y medianas, y profesionales como ingenieros, abogados, arquitectos y psicólogos, entre otros.


Asunto de ubicación

 

Pero no todas las casas sirven para oficinas, aunque ofrezcan buen espacio, terreno -muy apetecido por empresas que requieren

espacios para almacenar, por ejemplo-, estacionamientos y valores más bajos que las plantas libres para oficinas. "Las más

demandadas son aquellas ubicadas en sectores de buen acceso desde sectores lejanos y el barrio alto. Idealmente, tiene que estar cerca

del metro o servicios y contar con estacionamientos", afirma Norbert Lui.

 

"A algunas empresas les interesan las avenidas principales y a otras calles tranquilas cercanas a estas avenidas", cuenta el ejecutivo.

 

De esta manera, indica Norbert Lui que básicamente existen cuatro sectores donde la demanda para estas casas oficinas es muy alta

en el sector oriente de la capital: El Golf y sectores cercanos (Martín de Zamora, Colón, Tobalaba); Vitacura - "un sector muy

demandado, a pesar de no tener Metro"-, y las comunas de Providencia y Ñuñoa.

 

Y aclara que dentro de estos sectores no cualquier casa es apetecida por el mercado.

 

"Las propiedades más demandadas son las que tienen el cambio de uso, es decir que tienen el destino 'oficina', pues existen muchas

propiedades que se usan 'a la mala' con este fin, lo cual genera problemas".

 

También, indica, influye mucho la presencia urbana de la construcción.


"Para muchas empresas la imagen es fundamental y no todas estas casas tienen una gran presencia, que podría ser un requisito".


De esta manera, señalan los expertos, quienes tienen una casa bien ubicada tiene gran parte del trabajo hecho. Pero no es suficiente.


 

Hay que tomar providencias y ser ordenados.

 

"Los dueños de casas que las arriendan para oficinas deben gastar mucho dinero en volver a poner la casa en arriendo, ya que el desgaste

que sufren por el intenso uso hace que el mes de garantía que se entrega al inicio por parte del arrendatario cubra apenas un 25% de los

gastos de reparaciones".

 

Sacar las cuentas

 

También hay que considerar que no siempre contar con una casa de gran tamaño será garantía de un buen negocio.

 

Señala Norbert Lui que en general la rentabilidad podría ser un poco mejor que en una vivienda con destino habitacional. "Pero es

relativo, pues depende de la cantidad de terreno, ya que si tiene mucho terreno, por el costo de este baja la rentabilidad. Y por otro

lado también subiría el precio de la propiedad por el uso".


Por último, Jaime Sarrà agrega un dato para los dueños de casas: "En NAI Sarrà pensamos que para los "predios residuales" -terrenos que

no cumplen con el mínimo exigido para levantar un edificio- se justifica que las casas se usen para destino de oficinas. Sin embargo,

creemos que también se les debe dar un uso comercial a estas 'casas islas', ya que sin duda quedan en desmedro con respecto a otras, por

lo invasivo de tener edificios altos alrededor de ellas.

 

Datos necesariosPara saber si una casa tiene potencial para arrendarse como oficina se debe recurrir a la Dirección de Obras de la

municipalidad respetiva y pedir un CIP (Certificado de Informes Previos); ahí aparececlaramente si puede destinarse a este uso.

 


Diario El Mercurio - Domingo 16 de Marzo de 2014

 

Leer más...

Santiago, Chile Febrero 2014


Las inmobiliarias actualmente necesitan 14 meses para agotar su stock de viviendas. Cinco años atrás, en 2009, se necesitaban 30 meses para alcanzar esta situación, según datos de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).


Es decir, los gestores de proyectos pronosticaban un período de dos años y medio para terminar de vender todo su stock disponible mientras construían nuevas viviendas, lo que tarda cerca de dos años. Esto indica que estaríamos frente a un escenario de posible sub stock , dice Javier Hurtado, gerente de estudios de la CChC. Agrega que hoy el 75% de los proyectos se vende en verde, lo que refleja el fenómeno antes descrito. Un agotamiento de las existencias de viviendas podría tener como consecuencia un aumento de precios, sostiene.

En el mercado inmobiliario la demanda ha sido constante y la oferta se ha restringido por razones como la dificultad para realizar proyectos nuevos. Esto ya sea por aumento de regulaciones o tramitaciones, por la falta de disponibilidad de suelos, o bien por la imposibilidad de conocer los costos efectivos de los proyectos, explica el director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Vicente Domínguez. Aun así, advierte que el mercado está en equilibrio: “La comparación con el año 2009 no es muy procedente, pues era época de crisis con sobre stocks . El actual para la venta es razonable”.

Las tasas bancarias bajas, un aumento de empleo sostenido y la estabilidad económica del país son factores que explican esta alta demanda, explica Jaime Sarrà, director general NAI Sarrà.

La mayoría de los proyectos se vende casi completa mientras están en proceso de construcción. Desde Ralei Grupo Inmobiliario, el gerente comercial Andrés Ergas sugiere que para evitar un sub stock se tendría que mantener la estabilidad, no se deberían establecer mayores limitaciones a la construcción y la banca debiese regular los créditos. “Los precios deberían aumentar hasta que la demanda disminuya”, advierte Juan Pablo Monge, gerente general de Inmobiliaria Desco.

Si bien la venta más acelerada de proyectos es beneficiosa para las inmobiliarias desde el punto de vista de la seguridad y estabilidad del negocio, hay ciertas desventajas. “No permite corregir las alzas de costos ya que se vende antes y dicho precio no se puede subir. Ha traído muchas dificultades en los últimos dos años”, dice Monge.

El Mercurio, 28/02/2014

Santiago de Chile, 01.02.2014

La Asociación Gremial de Corredores de Propiedades (ACOP) realizó recientemente su almuerzo anual, en donde premia a las empresas más destacadas del rubro.

El premio a la oficina de corretaje destacada en 2013, fue otorgado a la empresa NAI Sarrà, propiedad de Jaime Sarrà, quien cuenta con una historia de excelencia en la industria y vasto conocimiento en la materia, cualidades que lo hacen acreedor del reconocimiento.

En dicha ocasión, se destacó la experiencia de NAI Sarrà en la industria nacional, que cuenta con 38 años ininterrumpidos, generando capital intelectual y estudios de mercado por parte de la empresa, los cuales se realizan 4 veces al año y entregan una idea acabada del escenario comercial de Chile, estableciendo los parámetros que rigen en la industria y orientando a todos los interesados en adquirir o vender una propiedad comercial.

Cabe destacar que NAI Sarrà forma parte de NAI Global, una de las redes redes más relevantes de la industria inmobiliaria, cuya presencia se expande a los 5 continentes, entregando un completo escenario para todos sus clientes y una inigualable herramienta para saber ubicar la mejor posibilidad en cualquier parte del mundo.

 

Más artículos...