En NAI Sarrà administramos una cartera importante de propiedades entregadas por nuestros clientes. Estos activos inmobiliarios, de personas naturales o jurídicas, se administran con el objetivo de optimizar su rentabilidad.

Nos encargamos de la renovación de contratos, el cobro de arriendos, el pago de servicios, refacciones y reparaciones, entre otros servicios.